Piedra arenisca

La piedra arenisca es una roca sedimentaria de color variable formada durante muchos años bajo la superficie de océanos, lagos y ríos. Las cualidades de la roca arenisca cambian con los tipos de minerales que se acumulan para formar la roca. El cuarzo es el material que más se encuentra en esta piedra y que le aporta su brillo y tono satinado. El ambiente donde los componentes de la arenisca se depositan determina su naturaleza.
Resistente a la corrosión, al desgaste y a la erosión, la arenisca puede ser cortada y pulida para crear elementos ornamentales.Arenisca TEKA

Usos de la piedra arenisca

Usada en construcción como elemento arquitectónico y decorativo, la piedra arenisca dispone de multitud de usos. Las areniscas se utilizan principalmente para pavimentar suelos gracias a su dureza y a la gran disponibilidad de modelos y colores que van del café al rosáceo pasando por el tono crema o el rojizo. Además, gracias a sus propiedades aislantes y de durabilidad, esa piedra natural es excelente para la creación de muros o el revestimiento de fachadas.

Ideal para exteriores y lugares húmedos, las vetas coloridas de la arenisca ofrecen multitud de posibilidades decorativas. La Arenisca Teka, gracias a su veteado marrón, ofrece una apariencia de madera ideal para ambientes modernos. También disponible en tonos claros –que se deben a su composición de cuarzo puro-, las areniscas destacan por su excelente calidad y resistencia al fuego, lo cual la convierte en un material adecuado para la construcción de chimeneas.

La arenisca fue el material utilizado en un edificio tan significativo como la Casa Blanca de Estados Unidos, terminada en el año 1800. La residencia oficial del presidente norteamericano, diseñada por el arquitecto irlandés James Hoban, debe su característico color blanco a una arenisca de tonos pálidos que ha mantenido su esplendor durante más de 200 años.

La arenisca también fue la piedra elegida para construir el templo Angkor Wat, en Camboya, uno de los edificios religiosos más grandes del mundo. Construido en el siglo XII, el templo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los investigadores han encontrado arenisca de diferentes colores, desde gris hasta amarillo-marrón, roja y verde para la construcción del Angkor Wat.

Acabados de la piedra arenisca

Las areniscas están disponibles en acabados como serrado natural, flameado, pulido, apomazado, abujardado, serrado, envejecido o arenado. Su textura depende del acabado de sus perfiles, que pueden ser cortados a máquina, serrados, cincelado manual, texturado natural.

Aunque la arenisca es un material muy resistente y duradero, se puede prolongar su vida con pequeños cuidados. Se recomienda limpiar de manera efectiva y segura simplemente con agua y sin ningún producto abrasivo.

Es por ello que la piedra natural arenisca ofrece los mejores resultados como material constructivo, manteniendo siempre una belleza original y única.

Foto: ARENISCA TEKA